Campos de Trigo
by Jacqueline Lizarraga de Stuefloten

Recorro el cementerio
al que fui confinada,
ni una hoja muevo
me desplazo de un
extremo a otro
sin dejar huella.

Afuera los rayos del sol
hacen brillar
dorados campos de trigo,
yo solo puedo sentirlos
con la mirada
a la distancia.
Parecen tan cerca,
pero extiendo mi brazo
y solo sombras
en mis manos tengan.

Fina llovizna
exhuma cadaveres
que me hacen retroceder
sobre mis pasos.